Accesorios, Fotografía

Cuándo utilizar el parasol para cámara fotográfica.

Cuando compramos una cámara fotográfica, nos encontramos que viene con un montón de implementos. Muchos de los cuales no sabemos para qué funcionan exactamente, como sucede con el parasol. No es raro ver a fotógrafos profesionales utilizar el parasol para cámara fotográfica incluso en días nublados (e incluso de noche) en situaciones en las que la luz del sol brilla por su ausencia. Algo paradójico para quienes están iniciándose (o desconocen) en este mundo.

Pues bien, antes de adentrarnos en los tipos que existen y cuáles son más aptos para qué circunstancias, vamos a explicar porqué es necesario tener este utensilio a mano cuando nos disponemos a hacer una sesión fotográfica.

¿Cuál es la finalidad de utilizar un parasol para cámara fotográfica?

Como su nombre bien indica, el parasol es un instrumento que se utiliza para evitar el deslumbramiento de los rayos del sol. Bajo esta premisa, lo lógico sería pensar que se utilizase en aquellos momentos de máxima luminosidad, peor te vamos a mostrar que no es así. Su principal función es evitar que se cuelen esos indeseados destellos y halos de luz en las fotografías, producidos por el impacto de los rayos solares sobre el lente, y que muchas veces hacen que la imagen pierda calidad.

No solamente para evitar esos brillos en la imagen, sino también para prevenir imágenes lavadas o con exceso de luz, la pérdida de color y las imágenes carentes de contraste y definición, producidas nuevamente por la incidencia de la luz en el lente. Esto puede ocurrir no necesariamente en días luminosos sino con cualquier destello por pequeño que sea: un simple reflejo que se cruce con el objetivo puede producirlos. En otras palabras, sirven para evitar lo que se conoce como luz residual, por eso hay quien los utiliza también por la noche o para interiores.

Para ello, debes utilizarlo de manera correcta siguiendo las instrucciones, o, de lo contrario, la figura del parasol podría colarse en la fotografía. Colocándole en la posición correcta, la toma no se verá afectada.

Aunque no es del todo cierta, otra de las funciones por las que se utiliza el parasol es por su efecto de amortiguador: en caso de golpe, sirve para proteger el lente exterior. Por esta razón, hay quien lo llama “paragolpes” en lugar de “parasol”. Si bien es cierto que no es una mala idea, conviene recordar que existen unas armaduras (generalmente de goma) que se pueden colocar en el objetivo y cuya misión es amortiguar los golpes.

Aunque estas son dos de sus principales funciones, no es necesario tenerlo puesto siempre, especialmente en tres circunstancias: la primera, cuando se vaya a guardar, ya que ocupa espacio (para ello, se coloca de manera inversa y se enrosca en dirección contraria); si, deliberadamente queremos que se filtren esos halos luminosos para darle un toque artístico; o cuando utilizamos el flash, ya que utilizarlo con él puesto supone la aparición de una mancha negra.

¿Qué tipos de parasoles podemos encontrar en el mercado?

Hay quien cree que un parasol sirve para cualquier tipo de objetivo y que con tener uno no se necesitan más. Craso error. En el mercado podemos encontrar parasoles con varias formas: cilíndrico, en flor,tubo,etc en función del tipo de objetivo sobre el que se coloque. Esto se debe a que la función focal de la lente puede captar un mayor o menor ángulo de incidencia de la luz. Por eso debemos saber sobre qué lente lo vamos a colocar.

Para teleobjetivos

En los teleobjetivos, la distancia focal es mayor que la de uno normal (normalmente van desde los 135 mm a los 200 mm); por ello su ángulo de visión es mayor: pretende fotografiar objetos lejanos. Los parasoles que se utilizan para este tipo de lente suele tener forma cilíndrica o de tubo, ya que lo que se busca es que se cuele el menor grado de luz posible.

PARASOL TUBO
Parasol tipo tubo.

Para angulares y focales medias

La focal media reproduce el ángulo de visión del ojo humano, de aproximadamente 45º (50mm). Los lentes angulares son de corta distancia focal (menores de 35mm) y con un ángulo de visión superior al de las focales medias. Para estos objetivos, los parasoles suelen tener forma de flor, ya que ofrecen algo de sombra al lente sin llegar a producir áreas oscuras en la imagen. Existen cortos y largos, eso ya depende de tu gusto.

PARASOL FLOR
Parasol Tipo Flor o de pétalo.

¿Cómo se utiliza?

Su mecanismo es similar al de los lentes. Hay que introducirlos en una posición concreta (generalmente ya viene indicada) y girar hasta que encajen. En el mercado podemos encontrarnos con algunos que se enroscan al objetivo de igual manera que con los filtros.

No olvides que estos parasoles son compatibles con aquellos que tengan el mismo diámetro.

Otros accesorios fotográficos.

Si quieres asegurarte de obtener una fotografía nítida, sin exceso de luz, puedes comprar un filtro polarizador, cuya función es la misma que la del parasol. Además de los rayos solares, reduce los reflejos sobre superficies metálicas, de cristal o de agua; también realza el contraste entre el cielo azul y las nubes. Es más práctico que el parasol, ya que se acopla al objetivo mediante una rosca y sigue su movimiento, sin necesidad de que nosotros intervengamos en su función. La parte negativa es que carece de la función de parachoques. ¡Ah! Antes de hacerte con uno, no olvides medir el diámetro de tu lente y asegurarte de que se ajusta.

Filtro polarizador
Filtro polarizador.

Conclusiones

En definitiva, te aconsejamos que te hagas con un parasol para la cámara réflex si tu equipo todavía carece de él. La diferencia de usarlo a no hacerlo es abismal y el resultado estético de tus fotografías lo agradecerá. Además de evitar exceso de luminosidad y de actuar como amortiguador de golpes, también nos evitará que tengamos que recurrir a retoque fotográfico digital. Las imágenes salen mucho más nítidas y con colores más aproximados a la realidad. Por el contrario, si queremos que las fotos salgan veladas o cegadas por la luz, siguiendo criterios estéticos, es tan sencillo como desenroscar el parasol y seguir disparando.

Si te gustó ,ayúdanos a compartir.

 

Compartir:

Agregar un comentario