Fotografía

Modos de disparo fotográfico: ¿cuándo utilizar cada uno?

La mayoría de las cámaras reflex tienen varios modos de disparo, eso te permite controlar por completo la imagen que quieres capturar. No obstante, el modo automático, en el que la propia cámara tiene el control de todos los aspectos, es el más utilizado por su rapidez. Sobre todo cuando estás empezando y no manejas bien el diafragma, la velocidad o el balance de blancos.

Modos de disparo

Los diferentes modos de disparo en una cámara te ofrecen diferentes ventajas y son muy útiles si los usas adecuadamente:

– Disparo automático

La cámara por sí misma decide cuáles son los parámetros que necesitas. Teniendo en cuenta la luz de la escena configurará el valor ISO, la apertura del diafragma y el tiempo de exposición para la luz de la que dispones.

Modos de disparo reflex

Es recomendable cuando la iluminación es buena. Tan solo debes preocuparte de encuadrar y de disparar. El único límite al que te enfrentarás es al de la interpretación de la escena por parte de la cámara, ya que esta no puede tomar decisiones artísticas, solo toma decisiones en base a la calidad de la luz de ese instante.

– Retrato

Para fotografiar a una persona sin pensar en todas las configuraciones, usa este modo. La persona retratada quedará nítida y en primer plano, el fondo aparecerá desenfocado.

Modos de disparo reflex

Si la iluminación es deficiente, la propia cámara configurará el diafragma y reducirá la profundidad de campo.

Para una buena imagen se recomienda encuadrar verticalmente y enfocarse en el ojo más próximo a la cámara. Incluso puedes utilizar un trípode.

– Paisaje

En este modo la apertura del diafragma es pequeña y se obtiene una mayor nitidez y profundidad de campo. En la imagen que se capturará, los colores azules y verdes se enfatizarán y se aumentará la nitidez, lo que te permitirá captar mayores detalles.

Se recomienda el encuadre horizontal.

Modos de disparo reflex

– Macro

En este tipo de disparo puedes fotografiar sujetos a una distancia mínima, en base a la óptica que utilices. En una cámara compacta te podrás acercar mucho al sujeto y obtendrás una imagen grande. En una reflex no se pueden conseguir fotos macros, porque se necesita un objetivo especial para ello.

Modos de disparo reflex

– Manual

En esta ocasión podrás escoger la velocidad del obturador, el diafragma y el resto de ajustes. Tendrás el control completo de la cámara.

Es perfecto para cualquier tipo de fotografías, siempre que sepas lo que quieres conseguir con este modo.

Modos de disparo reflex

– Otros modos importantes

El modo sport o deporte está preparado para captar imágenes de personas que se mueven rápidamente. La velocidad de disparo es muy rápida.

Modos de disparo reflex

El modo programado aparece en algunas cámaras y es igual que el automático. La diferencia es que el programado da un poco más de control sobre el balance de blancos, el flash o el ISO. De forma general, en este modo la cámara toma todas las decisiones, pero no abre el flash si no se lo indicas. Es conveniente revisar el manual para saber cómo funciona en tu cámara. Es el mejor modo para tomar fotografías en la calle, pero no para hacerlo en la naturaleza.

Controla los modos de disparo de tu cámara y lograrás capturar las mejores imágenes.

Compartir:

Agregar un comentario