Fotografía

Las claves para fotografiar bebés

Fotografiar bebés requiere de mucha paciencia y técnica, como bien sabrás si alguna vez lo has intentado. Conseguir la pose perfecta es imposible, en la mayoría de casos, de modo que lo mejor es aceptar que la improvisación será parte de la sesión, y sacar provecho de ello.

Por suerte, conseguir imágenes memorables protagonizadas por bebés no es difícil (son tan monos…). Simplemente procura trazar las líneas generales de la historia que quieras contar, y después deja que tu modelo se ocupe del resto.

Consejos para fotografiar bebés

Vamos ya, sin más dilación, con nuestra lista de consejos para conseguir acometer esta tarea no tan imposible.

1. Cámara siempre a mano

Como dijimos, la improvisación es la madre del cordero en esta ciencia de tomar fotos de bebés. Procura que no te falte batería ni memoria, y en ningún caso la arrincones en el trastero. Trata de tenerla siempre a mano para que los mejores momentos de su día a día te sirvan de material visual.

Baterías de cámaras

2. Cuanto más cerca mejor

Nada dice más sobre el estado de ánimo de un bebé que un primer plano de su cara. Trata de acercarte con el zoom lo máximo posible. La ausencia de imperfecciones en su delicada piel propicia momentos muy limpios en términos fotográficos. Un 125 mm resulta perfecto en retratos. Te permitirá, si tienes perspectiva, desenfocar un poco el fondo dejando como motivo principal la cara del bebé en cuestión.

3. Grandes momentos, grandes fotos

No todas las fotos interesantes requieren de una sonrisa angelical imposible, en ocasiones, de conseguir. De manera contraria, prueba a captar los momentos en los que está haciendo pucheros o cuando se ha asombrado al ver algo por primera vez. En un estudio será más difícil, pero si llevas el estudio a su zona de confort tendrás opción deconocerlo realmente con la cámara”. Recuerda que puedes dormirlo en la pose que desees fotografíar.

Fotografiar Bebés

4. Sírvete de un trípode para interactuar con el bebé a tus anchas

Si tienes pensado montar un stage, introduce un trípode en tus equipos básicos, así como algo de iluminación. Gracias a las funciones de programación podrás tratar de tú a tú con el bebé y predisponerlo para el siguiente disparo. También te permite salir en las fotos y aportar otro enfoque.

Accesorios Fotográficos

Si estás de viaje, puedes usar un mini trípode de bolsillo para asegurarte una composición equilibrada sea cuál sea el momento que estás compartiendo con el bebé.

Puedes revisar este post para enterarte de como armar un estudio básico.

5. Consigue un ayudante (o ayudanta)

Tener a alguien a mano como ayudante te facilitará las cosas. Por ejemplo, mientras preparas tu equipo se puede ocupar de vestir al bebé de una forma determinada y cuando lo tengas todo listo, su ayuda será indispensable para moverte de una situación a otra con total agilidad. Asimismo, en exteriores puede serte muy útil una persona que se ocupe de enfocar el reflector para aprovechar al máximo la luz del sol.

En fin, como ves, fotografiar bebés es más una cuestión de intuición que de ciencia, aunque algunos implementos técnicos pueden hacerte la vida más fácil y permitirte captar con calidad la esencia de su día a día.

Compartir:

Agregar un comentario