Accesorios, Fotografía

Accesorios fotográficos para automatizar sesiones.

A la hora de realizar una sesión fotográfica, lo primero en lo que debemos fijarnos es en comprobar si tenemos los accesorios fotográficos necesarios y adecuados. Hay elementos como el temporizador, el control remoto o el intervalómetro que podrían resultar útiles para conseguir un resultado óptimo.

Todo comienza con la elección del trípode. Este elemento es indispensable para una sesión fotográfica automatizada. En caso de que esta se realice en estudio, no es necesario contar con un trípode muy costoso. Por el contrario, si la sesión es en exteriores, entonces conviene desembolsar un poco más de dinero para hacernos con uno que brinde contrapeso, para que nuestra cámara no quede expuesta a vientos repentinos que puedan estropear el cuerpo mismo de la cámara o el lente.

Es importante decir que con el trípode ya podríamos aventurarnos a realizar una sesión de fotos. En este caso, solo usaríamos el temporizador de la cámara que nos da la opción de escoger el intervalo de disparos. Claro está, esta modalidad es a un nivel extremadamente básico. Seguramente querrás ir por más, además no todas las cámaras cuenta con esta opción.

Fotografía profesional.

Para un resultado más profesional, como el que nos encontramos en una revista o libro, debemos contar con algunos accesorios que están disponibles a precios asequibles en el mercado. Los puedes encontrar en tiendas físicas, pero también a través de Internet. Uno de ellos es el control remoto, que se encuentra disponible en modalidad inalámbrica o con cables. Este aparato te permite disparar sin entrar en contacto con la cámara, lo que te da mayor libertad y autonomía para hacer una foto. De esta forma, podemos incluso capturar imágenes con mayor tiempo de exposición, sin la desventaja de las vibraciones recurrentes al momento de apretar el disparador convencional.

Este pequeño dispositivo es totalmente transportable y cuenta con baterías independientes a las de la cámara. En el caso de los inalámbricos, funcionan a través de infrarrojos. Es importante informarse bien antes de adquirir uno, ya que nuestra cámara podría no ser compatible. Si es así, no tendríamos más opción que decantarnos por un control remoto con cables.

En el primer caso, al tratarse de una luz infrarroja, la señal del control remoto puede ser recibida por distintos modelos de cámaras, tal como ocurre con un televisor que obedece incluso con mandos de otros dispositivos de la misma marca.

Control Remoto Nikon
Control remoto para cámara.

Vamos ahora con otro elemento que es de gran ayuda en la automatización de sesiones fotográficas. Supongamos, por ejemplo, que queremos hacer una secuencia de fotografías de larga exposición durante una puesta de sol  ( de esta técnica llamada timelapse, te hablamos en este post ). Para ahorrarnos estar durante horas pegados a la cámara, existe otro elemento de gran ayuda: el intervalómetro.

Esta herramienta también tiene la opción de funcionar como un control remoto, por ende, si estás pensando en comprar un intervalómetro, quizá no haga falta que adquieras un dispositivo remoto como el detallado anteriormente.

Intervalómetro
Intervalómetro para camara.

Este es de funcionamiento algo más complejo que el disparador remoto. Tiene varios botones que cumplen funciones específicas. El primero de ellos es el delay, que tiene la misión de establecer el lapso que transcurre desde que inicias el dispositivo hasta que tomas la primera imagen de la secuencia. Por ejemplo: son las 10:00 de la mañana, pero quieres comenzar tu sesión a las 10:15. No hay problema, puedes perfectamente configurarlo para hacerlo de esa manera.

El botón bu, como su nombre indica, fija el tiempo de exposición que queremos darle a cada captura. Luego está la tecla intv, que determina el tiempo que pasa entre que termina un disparo y el que le sigue. N, por su parte, significa el número de tiros que vamos a hacer en la secuencia, ya sean dos, 40 o 120.

Los intervalómetros cuentan con la opción audio, que, en caso de estar activado, emite un ruido que nos da a entender cuándo el dispositivo está trabajando o cuándo ha finalizado.

Adicionalmente, y tal como hemos dicho anteriormente, el intervalómetro dispone de un botón que actúa como disparador remoto, por tanto, piensa bien qué necesitas a la hora de idear tu proyecto artístico. Tal vez te salga más rentable ir directamente por un intervalómetro.

Nuevas tecnologías de automatización.

Otra posibilidad que te ofrecen los dispositivos más modernos está dada por las cámaras con conexión wifi. En este caso, nuestro teléfono celular nos permitirá descargar una aplicación desde la Play Store o App Store para manejar la cámara en modo remoto. Por supuesto, cada marca de cámara tiene su software, pero básicamente todos cumplen la misma función.

Sin duda, esta se trata de una opción muy conveniente, ya que se pueden controlar parámetros como la ISO, la apertura del diafragma, la velocidad del disparador y el enfoque, solo con manipularlo desde nuestro móvil. Esto es algo impensable para aquellos fotógrafos de décadas anteriores que tenían que configurar todo de manera análoga, seteando ellos mismos las antiguas cámaras de rollos fotográficos.

De todas formas, en el siglo XXI las opciones son variadas y la fotografía no es la excepción. Esta vez eres tú el llamado a elegir cuál vas a usar, sin olvidar nunca lo que quieres como resultado final de tu sesión fotográfica.

Si ya te decidiste a comprar alguno de estos elementos, no olvides consultar acabadamente si es que tu cámara es compatible con los accesorios. Por otra parte, preocúpate de cotizar bien tanto en las tiendas establecidas como a través de Internet, pues hay artículos de varios modelos disponibles en un rango de precios variado. Cuando los tengas en tu poder, en lo posible, practica antes de lanzarte a la primera a inmortalizar ese amanecer o atardecer mágico.

En suma, ya sabes a grandes rasgos qué elementos esenciales puedes incorporar a tu equipo fotográfico para lograr una automatización en tu próxima sesión de fotos. Puede que los dispositivos varíen según la marca y modelo, pero básicamente todos funcionan de similar forma a la descrita en este artículo. Ahora, no te queda más que salir y dirigirte hacia donde está tu objetivo para poner en práctica todo lo leído en estos párrafos.

Si te gustó el post, ayúdanos a compartir.

 

Compartir:

Agregar un comentario