Fotografía

Diferencias de un parasol de flor y uno de tubo

¿Crees estás listo para ampliar tu kit de herramientas fotográficas?

Haz decidido mejorar la calidad de tus fotografías con nuevos objetivos, ahora te das cuenta de que existen distintos parasoles, están actualmente los de flor y los de tubo, pero conoces ¿cuál es su diferencia?

Muy bien comencemos por los denominados parasoles de flor, llamados así gracias a su forma con pétalos, con si de una flor se tratara.

Poseen dos pétalos largos y otros dos pétalos pequeños, estos gracias a su forma son más útiles para los objetivos pequeños, debido a que enfocan distancias cortas.

El otro modelo de parasoles es el de tubo, este ofrece más protección al objetivo contra la luz, está diseñado especialmente para teleobjetivos ya que estos poseen gran potencia de zoom para enfocar a distancias largas.

¿Porque usar un parasol para tus fotografías?

La primera función de un parasol como su nombre lo indica es parar la luz del sol, no obstante, no es la única que posee este accesorio tan popular entre los fotógrafos, muchos suelen usarlo aun cuando no hay luz del sol, en días nublados o hasta en la noche, pero ¿Por qué lo hacen? A continuación, responderemos a esa pregunta.

Además de proteger el objetivo y la fotografía de la luz, también le ofrecen seguridad al objetivo, contra golpes o caídas, sabemos que los objetivos son muy costosos aún más que los parasoles así que no queremos estropear el nuestro, por eso los fotógrafos acostumbran a usar siempre este accesorio aun cuando no hay mucha luz.

Además de las antes mencionadas el parasol protege al lente de las luces por más pequeñas que sean, evita los anillos de luz en las fotografías, el exceso de luz y las luces parasitas que desestabilizan el contraste de la imagen.

¿Cómo colocar un parasol?

Sabemos que el lente de los objetivos pequeños es rectangular, por esto los pétalos más largos suelen ir arriba y abajo para proteger al objetivo de recibir luces parasitarias y/o luz directa. Mientras que los pétalos más pequeños se colocan a los lados para evitar en algunos casos deseados la entrada parcial de luz a la toma.

La mayoría de los fotógrafos siempre llevan el parasol puesto en el objetivo, exceptuando cuando voluntariamente quieren dar un pequeño exceso de luz a la toma, en estos casos lo más común es enroscar el parasol al revés en el objetivo de modo que no necesites cargarlo en la mano o en el peor de los casos lo dejes en algún lugar.

Diferencias de un parasol de flor vs uno de tubo

El parasol de flor está diseñado para objetivos pequeños, claro está que cada fabricante diseña un parasol específico para cada uno de sus lentes, los que tienen forma de flor ofrecen una versatilidad en cuanto a protección directa y parcial contra la incidencia de la luz del sol, gracias a sus pétalos alargados que protegen el objetivo de la luz directa, mientras que los pétalos pequeños colocados generalmente a los lados dejan colar cierta cantidad de luz a la toma.

Por otro lado, los parasoles de tubo están especialmente diseñados para los teleobjetivos, estos a su vez tienen la finalidad de hacer tomas a grandes distancias por lo general a aves o animales silvestres con el fin de no ahuyentarlos.

Gracias a su forma de tubo, evita la entrada de luz al lente, lo que permite más estabilidad en la imagen y mejor focalización o un acercamiento más centrado.

¿Y tú, ya sabes que parasol es el que debes comprar? ¿No?, entonces este post es para tí : Como elegir un parasol.

Compartir:

Agregar un comentario